Te interesa

La noticia inevitable: Bolsonaro

Hay hechos que pueden ser evadidos, pueden no ser noticia para algunos. Existen los otros, de los que no es posible escaparse. La noticia inevitable, la elección de medios nacionales y los intereses de los de acá y los de allá.

Si bien es real que los medios de comunicación pueden obviar determinadas noticias, también se podría decir que el criterio de lo noticiable es distinto, siendo claramente muy inocente. O para plantarlo en términos concretos, los medios de comunicación definen la noticia desde sus propios intereses. La cuestión en la que probablemente disentimos como sociedad es en cuáles de esos intereses tienen que ver más conmigo o, en casos excepcionales quizás, con el conjunto.

Decía que existen noticias que pueden serlo para unos, pero no para otros, pero la noticia realmente interesante es la que es imposible obviar, no se puede no hablar de eso, es la noticia sobre la que está prohibido no hablar. Ese hecho que no puede sino ser noticia, los obliga a pensar en cómo contarlo y dejar su posición al desnudo total. Si bien probablemente la mayoría de las personas no observan el perfil ideológico de la NO noticia, en el de La Noticia, se podría pensar que esa mayoría al menos disminuye. No se si esa suposición es más bien una expresión de deseo o bien es consecuencia de hechos concretos, tampoco nos ocupa esa cuestión.

La noticia inevitable de esta semana claramente es el resultado electoral en Brasil y la consecuente asunción de Jair Bolsonaro, el candidato abiertamente fascista, homofóbico, racista, machista y muchísimos más calificativos que terminan igual, en “ista” y en menos derechos para las mayorías. Por otro lado, si existen dos medios de comunicación nacionales que tienen intereses distintos son Página 12 y Clarín. Queda claro que no es para nada inocente la elección de estos dos medios, el perfíl de lectores de un medio y el otro son diametralmente distintos. Quizás podríamos hilar más fino y no buscar lo groseramente antitético, pero estos dos medios además de ser distintos, muchas veces la noticia de uno es contra la noticia de el otro. Cosa que no siempre sucede y en menor escala, en medios más chicos.

Ese es otro punto que pretende tocar esta nota ¿a quién replican nuestros medios más chicos? ¿con qué perfíl se identifican al contar la noticia inevitable? ¿qué intereses tienen que ver más con los suyos para los diarios locales?. Deberíamos cambiar ese último interrogante ¿qué intereses tienen que ver más con diario El Día y diario El Argentino de nuestra querida Gualeguaychú? Esa elección tampoco es inocente, también nos hacemos cargo de ella.

-Balotaje en Brasil. Un golpe para el partido de Lula da Silva, que enfrenta una profunda crisis- titulaba el diario Clarín el domingo 28. También decía -El balotaje en Brasil. Clara victoria de Jair Bolsonaro: “Vamos a defender la democracia y la libertad”- y -Tras ganar el balotaje. Jair Bolsonaro dice que Donald Trump lo llamó para desearle suerte-. Podríamos citar varios títulos más, pero sería un poco aburrido quizás. Queda claro y a quien no invito a leer la edición web del diario Clarín, que para este diario ganaron los buenos, los que defienden la democracia y la libertad. Por otro lado, quien perdió, los perdedores, están en una profunda crísis, lo cual realza aún más el poder de nuestro amigo Bolsonaro. Cómo si esto fuera poco, este buen hombre Bolsonaro tiene el apoyo de El Mundo. Claro, porque para el diario Clarín El Mundo es Estados Unidos, hoy representado por Donald Tramp, quien seguidamente es suavizado en la forma de ver la realidad de este medio.

Nos vamos ahora para el otro lado, cruzamos la vereda y vemos que Página 12 titula -El fascismo se impuso en el ballottage brasileño. No hubo freno a Bolsonaro- y -El nuevo presidente de Brasil, a la derecha de la derecha. ¿Quién es Jair Bolsonaro?- . Como si esto fuera poco, Página 12 agregaba -La justicia electoral privó de sufragar a electores del nordeste. Los millones que no votaron-. De la misma forma que con el diario Clarín, vamos a dar por sentado que para Página 12 claramente no ganaron los buenos, sino que ganó el fascismo, la peor expresión de la derecha y para colmo, con elecciones que no fueron representativas, cuestionando la legitimidad de las mismas.

La construcción de la noticia inevitable en estos dos medios de comunicación nacionales es abismalmente distinta, con lo cual sus intereses también tienen que serlo. Podríamos decir que hubo y habemos  argentinos y argentinas que nos vimos tristes por la victoria de Bolsonaro, como también debe haber habido quienes la festejaron y festejan. Y también las y los del medio ¿Será que algunos leemos Página 12 y otros Clarín? ¿será que los del medio no leen nada?. Muy difícil responder a esa pregunta en términos de certezas, pero creo que quien llegó hasta esta parte de la noticia tiene una clara respuesta a esos dos interrogantes.

Llegó el momento de ver qué dijeron los dos medios locales sin ninguna inocencia elegidos. Diario El Día de Gualeguaychú en su página web titula -Bolsonaro prometió ser “un defensor de la Constitución, de la democracia y la libertad”- y -Bolsonaro eligió a Chile para su primer viaje tras las elecciones-, Esos dos son los titulares que se encuentran en su pestaña “mundo” luego de las elecciones en Brasil. Evidentemente para diario El Día Jair Bolsonaro no es el fascista de la peor derecha que es para Página 12. Está más cerca de ser el defensor de la democracia y la libertad que titula Clarín.

Diario El Día eligió como mundo a Chile, pero de todos modos no deja de mostrar una recepción amigable del presidente electo. Por su parte diario El Argentino, en su no tan “canchera” página web titula -Bolsonaro fue electo Presidente- y citó la primera parte de la nota ya que no tiene zócalo, dice: “El ultraderechista Jair Bolsonaro fue electo este domingo presidente de Brasil, con casi 56% de los votos…” siendo esta la única noticia luego de las elecciones en nuestro país vecino. Si bien el título se limita a contar el hecho concreto, las primeras líneas dejan clara la lectura de diario El Argentino con respecto a su visión de Jair Bolsonaro. Cuanto menos es un ultraderechista, tendríamos que desarrollar la nota para saber si para El Argentino ser de ultraderecha es algo malo o no, con lo cual cambiaríamos la idea de comparar títulos y zócalos. Por eso nos vamos a limitar a esta observación e invitamos a quien lee a husmear la web de diario El Argentino para sacar sus conclusiones.

Está bueno a veces terminar con una pregunta ¿Será que en Gualeguaychú la mayoría de las personas se ven identificadas con una lectura benévola de la asunción de Bolsonaro? ¿Será que diario El Día y diario El Argentino son los formadores del peor de los sentidos, del sentido común, en Gualeguaychú? ¿Será que como sociedad podemos relegar tamaña responsabilidad a la decisión de algunas pocas personas, que tienen sus intereses, que no necesariamente pueden tener que ver con las mayorías?

Compartirlo en tus redes

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *